REFLEXIONES DESPUÉS DE UNA PRESENTACIÓN TEATRAL: EL AGUA NEGRA
La noche está oscura, el agua negra reposa en la piscina detrás de la reja de tres metros de alto. Las estrellas brillan, son infinitas, reflejando su espejismo en el agua. Un pequeño grupo de adolescentes se cruza por encima de la reja. Es aquí donde descubren su paraíso y se encuentran por sobre todas las fronteras y diferencias... y luego podrán incluso olvidar su rutina diaria y sus barreras. Lamentablemente, llegan a triunfar las limitaciones y los acontecimientos sociales y, veinte años más tarde, se vuelven a encontrar. ¿Qué sucede entonces? Huellas, recuerdos, olvidos e impresiones, e imágenes borrosas. Sólo queda hacerse una gran pregunta: ¿Quién soy? ¿Quién eres tú? 

El AGUA NEGRA: una mirada hacia las AGUAS NEGRAS de esta vida... Pero finalmente no es tan negra. Las estrellas brillan, hay chispas entre los corazones. Si tú estás aquí, la vida se llena de sentido. 


En tus ojos 
yace el cielo 
en el que nos sumergimos 
aquella noche 
y sin ti 
no queda nada
sin ti 
no quedará nada 
más que oscuridad.

Martin Buber habría escrito: „Sin Ti no quedará nada! Sin TI no quedará más que oscuridad..“

Kurt Gysel Kipfer